23°C
RUSIA 2018
  • MediaNoticia
'Chicharito' es tan limitado con los pies como con la lengua: Willie

Willie González volvió a criticar a Javier Hernández en su columna de El Minuto 90 de La Afición - Milenio.

WILLIE GONZÁLEZ | @WILLIEMTY -12/06/2018 08:24

No sé para qué sea más malo Javier, si para dar explicaciones o para jugar al futbol. Es tan limitado con los pies como con la lengua.

Jamás había escuchado a Chicharito hablar más de 10 segundos y cuando vi su declaración sobre la fiesta de la selección me quedé perplejo. Anonadado.



Una fiesta con pura familia y amigos, una fiesta normal, sin pagarle a nadie (escorts), festejando su cumpleaños, me dejó con más dudas que aclaración. De hecho, Javier Hernández no necesitaba dar ninguna explicación. Ninguna.

Nadie se la pidió creo yo. A menos que haya sido un favor que le quería hacer a los jugadores que están casados en la selección y que andaban en la fiesta familiar previo al viaje a Rusia. Yo no puedo contradecir a Chícharo, no sé si eso que dijo es verdad o mentira, lo que sí es un hecho es que me dejó con más dudas sobre qué pasó en esa fiesta. A mí un jugador de la selección me confió que en la fiesta habían colegas de la prensa y que efectivamente eran como 60 a 80 personas. Si las muchachas son o no son escorts no lo sé, tampoco sé si son las primas del Chicharito o de Héctor Herrera, pero de ser cierto esto último, estoy en la claridad de señalar que sus primas o familiares están muy guapas. O tal vez eran unas simples amigas que necesitaban que las acompañaran al taxi. Dudas y más dudas.

Lo único que sí le creo al Chicharito es lo que dijo al final, si volviera a hacer la fiesta prefería no hacerla. Eso es lo más sensato que debieron haber pensado antes del problemón en el que se metieron. Ojalá y haya sido una muy mala experiencia y ningún seleccionado vuelva a cometer este grave error.

Y aunque usted no lo crea, este bochornoso momento puede servir para unir a los jugadores. Yo no digo que le vayamos a ganar a Alemania, pero lo que sí puedo asegurar es que les vamos a dar batalla y por ahí les metemos un susto. Y de abrir el Mundial así, con personalidad, nos puede llevar a la siguiente fase. Ojo con México, probablemente de esta mala experiencia salgan buenas cosas, tiempo al tiempo. Ya solo faltan pocos días para enfrentar a los alemanes y que la fiesta del Chicharito pase a ser solo una anécdota en el pasado negro de la selección mexicana.

SR