32°C
RUSIA 2018
  • MediaNoticia
El abogado de Juan Carlos Osorio

Nuestro analista Eduardo Torres ofrece un vistazo a las pretensiones futbolísticas del colombiano y señala que la mayoría de sus detractores no se ha tomado el tiempo de analizarlo.

EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR -13/06/2018 11:12

Cuando se anunció Juan Carlos Osorio como seleccionador de México existían muchas dudas, sobretodo porque bastante gente no lo conocía y al ignorar su existencia automáticamente lo menospreciaron.

Se ponía a hablar en televisión nacional sobre fútbol, conceptos de juego, de entrenamiento y fisiológicos, lo mismo realizaba en televisión de paga. Esto fue aumentando su poca popularidad, haciéndolo pasar por un “vende humo”, “vende espejos”, algunos le llamaron predicador, otros dijeron que complicaba el fútbol, unos más le dijeron científico de manera despectiva y algunos pensaban que Osorio ni siquiera sabía lo que estaba diciendo. 



Pero seguramente muy, muy, muy pocos se tomaron el tiempo de investigar, de leer, de aprender algo sobre lo que él estaba diciendo, porque el camino de la ignorancia es mucho más sencillo.

Muchas personas de manera espontánea gritan “Fuera Osorio”; durante el último partido en el Azteca contra Escocia así fue, y es algo que se replica continuamente en redes sociales Los argumentos que mucha gente (no todos) son los mismos que escuchan en programas de televisión, sin siquiera estar seguros de que eso sea cierto o no, pero la lógica da para pensar “si lo dice x persona, debe ser cierto”.

El primer tema a tratar es el de las rotaciones, lo más criticado de este entrenador por el simple hecho de que no estamos acostumbrados a esto. Pensamos que en el fútbol y la sociedad siempre se tiene que repetir los mismos patrones, tal vez por eso hasta políticamente tantos años tuvimos una sola idea. Lo que el Profesor Osorio no cambia es la idea de juego, misma que se tratará de explicar más adelante.

Los jugadores tienen la capacidad para adquirir conocimientos previos de cómo jugar, de qué hacer, sin importar mucho la posición geográfica de campo, porque lo que debe ser tomado con mucha mayor relevancia es el que va a ser. Si alguien comenta que 'equis' jugador será contención no me dice mucho, solo me dice en qué zona de la cancha va a iniciar pero ¿qué tanto saldrá? ¿Se meterá entre centrales? ¿Va a ser un destructor del juego rival o un constructor para mi equipo?

Dependiendo el rival (o problema) se elige al jugador (o solución para ese problema) y así tratar de explotar la deficiencias que pueda mostrar el equipo contrario. Es algo en lo que los jugadores también están de acuerdo por la amplia cantidad de oportunidades que han tenido para mostrarse.

Otro de los puntos que se han criticado bastante es la supuesta falta de un estilo de juego, lo cual es una total mentira. El que no sepa a qué juega México es porque no quiere verlo, en cada partido es tan evidente encontrar el estilo para cualquier persona que vea fútbol regularmente.

El estilo de juego que propone el colombiano está basado en: posesión de balón, ejercer superioridad o igualdad numérica en todas las zonas del campo; “juntar y girar”,que tiene que ver con atraer rivales hacia un sector y terminar la jugada por el lado contrario generando el mano a mano. En esta parte es donde vemos los cambios de orientación o “cambios de juego”.

Se basa todo en el juego posicional o de ubicación, que es diferente a tener la pelota. Porque debemos entender que en cualquier equipo tener la posesión no es un fin, sino que es un camino para conseguir un objetivo que obviamente es el gol para poder acercarte a ganar. No juega a tocar la pelota, tocan la pelota para poder jugar bien y así acercarse, con esa idea, al triunfo.

Nada de esto ha sido invento de Juan Carlos Osorio. En Millonarios así trabajó, en Nacional trabajó así, igual que lo hizo en Sao Paulo. Misma situación que se repite popularmente desde los años 70. El que diga que Osorio quiere inventar algo, miente y lo hace por ridiculizar o desprestigiar a la figura del entrenador.

La gran pregunta para muchos es si con Osorio es posible que México tenga grandes resultados en el mundial, y hay que ser bastante directos con esto: no somos potencia futbolística. No estamos para ser un semifinalista, no tenemos jugadores en la élite como para que puedan resolver partidos muy cerrados, no tenemos una gran historia. Tenemos que darnos cuenta de nuestra realidad, para nosotros hacer un buen Mundial es pasar la etapa de grupos y un gran Mundial sería llegar a cuartos de final.

Entiendo que hay una idea de que todo lo que no sea lo máximo es mediocre o conformista, pero no se trata de eso, es solo de ver qué jugadores tenemos, futbolísticamente qué país somos. Aunque esté aquí Pep Guardiola, Klopp o cualquier otro entrenador, es muy difícil que podamos ser un país destacado

Lo que Osorio ofrece es un orden, es control, es una idea para tratar de alcanzar un objetivo, no ir a Rusia solo con muchas ganas y a poner corazón, sino que tengamos argumentos futbolísticos colectivos. Si nos descalifican, es responsabilidad de todos. Si hacemos historia, es logro de todos. No debemos decir “ganamos a pesar de Osorio”, ni “perdimos por Osorio”. Hay que dejar de buscar culpables para todo.

Tal vez una de nuestras ventajas es que el rival no sabe con quiénes vamos a jugar, porque en las previas de cada rival que pueden ver en este mismo sitio, hay un 11 regular de cada uno de los tres países, pero ¿con quiénes jugará México? Esa es la gran pregunta que tienen los técnicos rivales, ahí ya les sacamos ventaja.



gw